Triatlón para jóvenes

El triatlón es un deporte que requiere tiempo de entrenamiento y dedicación. La pasión por este deporte se transmite, muchas veces a miembros de la familia, quienes termina acompañando a las competencias o invitandolos a participar.


El triatlón no es un deporte tan popular en los niños y muchas veces deciden practicar otros deportes. Muchos de los jóvenes se inician en el deporte, como una oportunidad para sociabilizar, divertirse, ejercitarse y mejorar alguna habilidad que quieran desarrollar. Por ende, los entrenadores siempre deben tener esto en cuenta al momento de entrenar a menores de 18 años, ya que los factores sociales y motivacionales con los que llegan a iniciarse en algún deporte suelen ser distintos.

Si la motivación es extrínseca, motivada por otros, existe una alta probabilidad de que esa persona abandone ese deporte. Entre los 10 a 17 años, el porcentaje de deserción es de un 80%, siendo los principales factores baja percepción de sus habilidades deportivas, baja motivación intrínseca y una comparación de valoración con sus iguales.


El triatlón cumple un factor de socialización distinto a muchos deportes, dado a que aprenden a entrenar en grupo y disfrutan de la compañía de sus compañeros, sin embargo, es un deporte en el que al momento de competir se vuelve individual. Es importante definir el momento en el que competir es adecuado según los niveles de crecimiento, maduración y de desarrollo del joven atleta.


Existen dos agentes fundamentales para apoyar a los atletas más jóvenes: los padres y los entrenadores. Es por ello que para poder ayudar a los atletas a desarrollarse en este deporte aconsejamos lo siguiente:


Padres

  1. Participar activamente en el apoyo a sus hijos.

  2. Evitar sobre involucrarse y traspasar presión extra a sus hijos.

  3. Cuando entrenen y/o compitan, entregarles un respaldo tanto verbal como no verbal.

  4. Comprender que los desafíos son de los hijos, por ende apoyarlos según sus habilidades, actitud y conocimiento del deporte.

  5. La competencia es importante, pero el objetivo principal de los jóvenes atletas es divertirse y empezar a desarrollar distintas habilidades.

  6. Cuando los padres entrenan se genera empatía, apoyando aún más los objetivos que alcanzan los atletas.

  7. Con la edad el tema de la competencia va tomando mayor relevancia, ir logrando mejores resultados.

Entrenadores

  1. Involucrar a los padres como parte del apoyo a los atletas.

  2. Generar reuniones periódicas para mostrar los objetivos a trabajar con los deportistas según la edad en que se encuentren.

  3. Trabajar en dar herramientas lúdicas a los atletas para aumentar el goce, como lo son en actividades en el trote, equilibrio en la bicicleta, juegos en el agua, junto con aprender a nadar.

  4. Fomentar el trabajo en equipo para la sociabilización, como también mostrar la importancia del desarrollo de sus propias habilidades en el desarrollo de esta disciplina.

  5. Preparar mentalmente a los atletas para trabajar todas las disciplinas, explicarle que significa cada una y cuáles son las dificultades de cada una.

  6. No generar comparaciones de valoración entre los niños.

Hay que considerar que entrenar a un atleta menor de 18 años es muy complejo, por eso es que cobra relevancia el circulo de apoyo en estas etapas. No es solamente darles un plan a los atletas para que lo sigan y requiere de una mayor dedicación.


Hoy en día son pocos los equipos que tienen rama de entrenamiento para más jóvenes. Mientras más chicos son los atletas, más se debe buscar la diversión por realizar este deporte. Esto nos debe quedar como enseñanza a los que empezamos a practicar este deporte desde adultos, de recordar que debemos disfrutar con lo que hacemos y no todo es la competencia.


Conoce más acerca de nuestras clases de traitlón para niños y jóvenes.


Deja fluir lo mejor de ti


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo